El primer restaurante completamente impulsado por máquinas e inteligencia artificial del mundo, en el que los pedidos y la comida corren a cargo de robots, está a punto de abrir sus puertas en Estados Unidos.

Sí, todos conocemos los famosos restaurantes automáticos de Japón en los que los platos de sushi se pasean solos por un rodillo. Pero, ¿eres capaz de imaginar un restaurante en el que no haya ni cocineros humanos? Bienvenido a CaliExpress.

¿Son los restaurantes con IA una opción real de futuro?

Brazo robótico Flippy del restaurante con robots e IA CaliExpress.
Brazo robótico Flippy del restaurante con robots e IA CaliExpress.

Poco a poco nos hemos habituado a ver robots aspiradora en centros comerciales, y los camareros robóticos hace años que se pasean por muchos restaurantes asiáticos (y alguno que otro español), señalando la antesala de una fantasía (para muchos, pesadilla) que cada vez se torna más real: un restaurante 100% formado por robots.

Perfecto para esos días en los que nada te apetece menos que interactuar con otro ser humano, está a punto de llegar a California un restaurante en el que los robots se encargan prácticamente de todo.

Es lo que se han propuesto en CaliExpress, un restaurante de comida rápida de Pasadena (California) en el que tanto la preparación de las hamburguesas como la cocción de las patatas fritas corren a cargo de robots fabricados por Miso Robotics.

Los responsables/culpables del primer restaurante con inteligencia artificial del mundo son:

  • Cali Group, un holding que utiliza la tecnología para transformar los sectores de la restauración y el comercio minorista
  • Miso Robotics, creador de Flippy (la primera estación de fritura robotizada del mundo impulsada por inteligencia artificial)
  • PopID, una empresa tecnológica que simplifica los pedidos y los pagos mediante biometría.

El nombre completo del sitio es CaliExpress by Flippy. Sirviéndose de los sistemas más avanzados en tecnología alimentaria, las estaciones de parrilla y fritura están totalmente automatizadas, impulsadas por inteligencia artificial y robótica de vanguardia.

¿Cómo funciona un restaurante automático que sólo tiene robots?

La idea es que los clientes se creen una cuenta de PopID en el quiosco de auto pedido, paguen con la cara y esperen mientras ven como, desde la cocina, un equipo de brazos robóticos (similares a los usados por Amazon) cocinan su comida robóticamente.

Relacionado: Así son los robots con inteligencia artificial de Amazon

Miso dice que el de Pasadena es el primer «restaurante totalmente autónomo» del mundo. Y podrían estar en lo cierto: según el vídeo que te ofrecemos a continuación, sólo se ve un empleado, que se encarga de atender pedidos para aquellos extravagantes usuarios que ese día tengan hambre de socializar; cualquiera que haya visitado un McDonald’s en los últimos diez años sabe que incluso para tomar pedidos los humanos ya están de más.

Por ahora, el menú es bastante escueto: hamburguesa y patatas. Las patatas fritas son elaboradas por el brazo robótico Flippy (el cual se estima que cuesta unos 4.000 dólares), mientras que las hamburguesas son cocinadas por BurgerBot.

Hacer pedidos con la cara usando inteligencia artificial

La preparación automatizada de los alimentos no es la única innovación de la que se vanaglorian en CaliExpress. El restaurante también ha instalado estaciones PopID con reconocimiento facial impulsado por inteligencia artificial para pedir y llevarse la comida por la cara: pagando con su rostro.

CaliExpress, ubicado en Pasadena (California) es el primer restaurante 100% automático del mundo.
CaliExpress, ubicado en Pasadena (California) es el primer restaurante 100% automático del mundo.

Los clientes podrán crear un perfil que se encargará de registrar sus rasgos faciales, forma de pago y un historial de pedidos anteriores.

Una vez configurado, el cliente podrá hacer pedidos, pagar y ganar puntos de fidelidad sin tarjeta de crédito, tarjeta de fidelidad ni smartphone.

La idea es que los clientes usen su cara para absolutamente todo. Teniendo en cuenta que la tasa de criminalidad de Pasadena es un 15% superior a la media de Estados Unidos, hay que reconocer que la idea es, cuanto menos, curiosa.

«Flippy es un innovador robot de cocina comercial inteligente que fríe desde patatas fritas a nuggets de pollo, y trabaja junto a los humanos para mejorar la calidad y la consistencia, al tiempo que genera ahorros sustanciales y cuantificables para los restaurantes», afirma el sitio web de Miso Robotics.

Por ahora, CaliExpress no está todavía abierto al público. La fecha de apertura prevista era diciembre de este año, y un portavoz ha confirmado que «abrirá pronto». La empresa espera probar el concepto en 2024 con su ubicación actual y después abrir más establecimientos.

Miso Robotics afirma que los robots que sustituyan a los trabajadores de la comida rápida protegerán a los empleados de los peligros que entraña estar cerca de freidoras y aceite caliente, según Forbes.

Los robots, por su parte, protegerán al empresario, librándole de tener que abonar los 18 dólares por hora que recibiría un cocinero en California. CaliExpress asegura que, gracias a este ahorro, puede ofrecer carne de mejor calidad, como ternera Wagyu, de origen japonés.