La compañía china responsable de la red social más viral de los últimos años está trabajando en su propio modelo de gran lenguaje (LLM) de inteligencia artificial, presumiblemente para TikTok, pero con prácticas de juego sucio, según se ha podido saber hoy en una noticia exclusiva publicada por el medio estadounidense The Verge.

La empresa matriz de TikTok, ByteDance, ha estado utilizando en secreto la tecnología de OpenAI para desarrollar una herramienta IA que pretende ser su competidor. OpenAI le ha cerrado el acceso, pues la empresa de Sam Altman tiene terminantemente prohibido que sea usada para crear o mejorar herramientas de la competencia.

Relacionado: China y la inteligencia artificial: un silencioso mastodonte del que casi nadie habla

Los documentos internos de ByteDance de los que se hace eco The Verge confirmarían que Bytedance ha estado usando la API de OpenAI para desarrollar su LLM fundacional, cuyo nombre en clave es Project Seed, durante casi todas las fases de desarrollo, incluidas la formación y la evaluación del modelo.

«Esta práctica suele considerarse un paso en falso en el mundo de la IA. También supone una violación directa de los términos de servicio de OpenAI, que establecen que los resultados de sus modelos no pueden utilizarse para desarrollar modelos de inteligencia artificial que compitan con nuestros productos y servicios». -Alex Heath, de The Verge.

Trampas para crear la IA de TikTok: un secreto a voces en ByteDance

La mayor parte del uso de GPT de la empresa se ha hecho a través del programa Azure de Microsoft, que tiene la misma política que OpenAI. Los trabajadores de ByteDance relacionados en el asunto son muy conscientes de las implicaciones, pues incluso existen pruebas de conversaciones en Lark (chat interno de ByteDance) entre empleados que discuten sobre cómo «blanquear» mediante la «insensibilización a los datos».

El uso indebido de ChatGPT en la creación de la IA de TikTok es tan descarado que los empleados de Project Seed alcanzan regularmente su límite máximo de acceso a la API.

En respuesta, OpenAI ha tomado la decisión de suspender temporalmente la cuenta de ByteDance: «Todos los clientes de API deben adherirse a nuestras políticas de uso para garantizar que nuestra tecnología se utiliza para el bien. Aunque el uso que ByteDance hizo de nuestra API fue mínimo, hemos suspendido su cuenta mientras seguimos investigando. Si descubrimos que su uso no sigue estas políticas, les pediremos que hagan los cambios necesarios o cancelaremos su cuenta.»

Hace un par de años, el muy adictivo feed «For You» de TikTok hizo de la aplicación un líder mundial de la IA gracias a la infinita recomendación de vídeos relacionados con los intereses del usuario. Pero la pestaña «Para Ti» funciona con lo que podríamos denominar inteligencia artificial tradicional, que tiene muy poco que ver con el boom de inteligencia generativa que vivimos desde el lanzamiento hace un año de ChatGPT.

ByteDance se encuentra ahora mismo tan rezagada en la carrera por liderar la IA generativa, que parece que no lo ha quedado más remedio que hacer trampas. Esperemos que otras empresas como Apple o Samsung (de las que se espera su aterrizaje en la IA generativa en 2024) jueguen limpio.

Puedes leer el artículo completo de The Verge (muro de pago) aquí.