Las gafas con inteligencia artificial Frame AI de Brilliant Labs pueden (o, al menos, eso dice la empresa) traducir idiomas, reconocer imágenes, buscar resultados en Internet y mucho más utilizando la realidad aumentada y la inteligencia artificial. Y, además, tienen estética hípster/gafapasta.

A continuación, en Diario IA te contamos todo lo que debes saber de estas curiosas gafas que funcionan con una combinación de tecnologías de OpenAI, junto con Whisper y Perplexity, ayudándolas a analizar lo que ocurre alrededor de los usuarios e informarles al respecto.

Gafas con inteligencia artificial Frame AI: qué hacen y cómo funcionan

La oleada de inteligencia artificial también ha dado lugar a nuevos conceptos de hardware, como el Humane AI Pin y el Rabbit R1. Aunque, sin lugar a dudas, el terreno más prolífico en cuanto a inventos originales es el de las gafas. ¿Sabías que antes incluso de que Apple lanzara las Vision Pro, o de que Meta lo intentara con las Ray Ban con IA, Google ya lanzó unas gafas, las Google Glass, con posibilidad de traducir?

A pesar del discreto éxito que por ahora han recibido todas las gafas con inteligencia artificial, crece el número de empresas empeñadas en lograr diseñar el modelo perfecto. Siguiendo este espíritu, Brilliant Labs ha anunciado «Frame», unas gafas con pantalla de visualización frontal e inteligencia artificial multimodal. Según la empresa, suponen «una reinvención de las gafas para la era de la IA».

Antes de nada, merece la pena destacar que las gafas cuestan 350 dólares, lo que parece un precio bastante razonable para la cantidad de tecnología que incluyen.

Frame no es sólo una maravilla tecnológica, sino una declaración de moda. El par de gafas rinde homenaje a figuras históricas como John Lennon, Steve Jobs y Gandhi, que dieron forma a la cultura con sus icónicas gafas circulares. Frame integra a la perfección tecnología avanzada en un conjunto ligero y elegante, prácticamente indistinguible de unas gafas convencionales.

Las gafas con inteligencia artificial Frame (una palabra que en inglés significa marco y que hace referencia a este tipo de gafas de pasta) pretenden ser algo así como unas gafas con superpoderes. La empresa pretende cumplir ese objetivo con una experiencia de IA de código abierto impulsada en parte por OpenAI para ofrecer funcionalidad multimodal.

Como sucede con otros inventos potenciados por la IA, la clave está en lo que las gafas pueden ver a través de su cámara, y utilizar esa información en tus consultas. Las gafas también cuentan con micrófonos y altavoces.

En cuanto al hardware físico, la pantalla es un micro OLED «adherido» a un prisma geométrico en la lente. Aunque los vídeos promocionales muestran contenido en toda la lente, se observa que la pantalla sólo muestra un campo de visión diagonal de 20 grados.

No hay ninguna función de realidad aumentada per se. Más bien, Frame está diseñado como unas gafas con IA integrada, en las que se puede ver la salida y/o utilizar las gafas como entrada del mundo real para los LLM. Normalmente, para interactuar con ChatGPT, por ejemplo, hay que escribir o subir contenidos. Ahora, con los LLM en las gafas, puedes dirigirte a ellos a través de entradas del mundo real (como lo que ves, lo que oyes y dónde estás en un momento dado).

Sólo hay pantalla en uno de los lados. Así pues, hasta que el producto no esté a la venta, no sabremos realmente qué aspecto tiene, pero si nos guiamos por la promoción de Brilliant Labs, parece que el contenido de la pantalla podrá mostrarse en una buena parte del campo de visión. El concepto de pantalla en sí no difiere mucho del de las Google Glass, que también utilizaban un prisma para mostrar el contenido.

Gafas de realidad aumentada de Brilliant Labs

En cuanto a la alimentación, cuenta con dos baterías en la parte posterior del hardware que se cargan a través de un conectar que simula la forma de una nariz de un modo un tanto extraño cómico.

Según la empresa, el marco está diseñado para adaptarse a la mayoría de las personas. El dispositivo pesa algo menos de 40 gramos y, con un uso normal estimado, puede alcanzar una duración de batería de todo un día junto con el cargador. Un brillante microOLED está unido a una fina óptica de prisma geométrico para mostrar un campo de visión diagonal de alrededor de 20 grados. Frame es totalmente de código abierto, los archivos de diseño y el código están en Github.

El anterior producto de la empresa, Monocle (sí, un monóculo con cámara), agotó por completo sus primeros pedidos. Ahora, Brilliant Labs se centrará en la venta y disponibilidad de Frame tanto para consumidores como para desarrolladores. La empresa tiene previsto poner a la venta estas curiosas gafas en abril.