Que exista un frigorífico con inteligencia artificial no debería pillar a nadie por sorpresa. A pesar de que, hace cosa de un par de años, pensar en una nevera con IA habría sido cosa de locos, este 2023 que estamos a punto de cerrar ha sido el año de la inteligencia artificial, y prácticamente toda empresa tecnológica se ha lanzado a ponerle la etiqueta IA a sus productos.

Relacionado: 2023, el año que vivimos generativamente

La tendencia actual de incorporar inteligencia artificial en prácticamente todos los dispositivos (¿te acuerdas de las gafas con IA o el AI Pin de Humane?) y periféricos refleja no solo un avance tecnológico, sino también un cambio significativo en nuestras expectativas y en la manera en que interactuamos con la tecnología.

Esta ola de locura en la que parece que todo debe tener adosado la etiqueta de inteligencia artificial está remodelando desde nuestros hogares hasta nuestras oficinas, llevando consigo tanto promesas como desafíos. Y también preguntas.

Frigorifico con IA de Samsung
Frigorífico con IA de Samsung.

¿Para qué sirve un frigorífico con inteligencia artificial?

Además del teléfono más inteligente de la historia, Samsung tiene previsto lanzar el año que viene un frigorífico inteligente que incluye algunas funciones de inteligencia artificial, como una cámara interna que puede identificar alimentos individuales y una aplicación conectada que puede sugerir recetas en función de las existencias. Como ya se puede hacer con los modelos existentes, podrás escuchar música de Spotify y ver Youtube o TikTok en la pantalla de la nevera.

La empresa tiene previsto presentar el 2024 Bespoke 4-Door Flex Refrigerator with AI Family Hub+ en el CES del año que viene. Y como sucede con Apple, Samsung quiere sacar partido de su ecosistema: los usuarios podrán reflejar la pantalla de sus teléfonos Galaxy en la pantalla táctil Family Hub de 32 pulgadas.

Relacionado: Los nuevos teléfonos Samsung tendrán llamadas traducidas en tiempo real

Frigorífico con inteligencia artificial y cámara

Frigorifico con inteligencia artificial de Samsung
Frigorífico con IA de Samsung modelo 2024 Bespoke 4-Door Flex con AI Family Hub+

Quizás la joya de la corona de esta curiosa nevera inteligente Bespoke Flex de 4 puertas sea la función AI Vision Inside: una tecnología que incorpora una cámara interna inteligente capaz de identificar hasta 33 tipos diferentes de alimentos. Además, si no te apetece levantarte del sofá, puedes ver el interior del frigorífico desde tu teléfono.

La función de IA del frigorífico con inteligencia artificial no solo reconoce los artículos, sino que también permite a los usuarios añadir manualmente información sobre la fecha de caducidad de cada producto. El frigorífico envía alertas cuando los artículos están a punto de caducar, lo que añade un nivel adicional de comodidad para los usuarios y ayuda a reducir el desperdicio de alimentos.

La de los frigoríficos con inteligencia artificial sólo es una más de las muchas categorías de productos del hogar en las que la inteligencia artificial empieza a hacer sus pinitos. En los últimos años, los asistentes inteligentes como Amazon Alexa o Google Home han transformado la forma en que gestionamos tareas cotidianas, ofreciendo funcionalidades que van desde controlar la iluminación hasta ajustar la calefacción, todo mediante comandos de voz. Estos dispositivos utilizan algoritmos de IA para aprender de nuestras preferencias y comportamientos, personalizando así la experiencia del usuario.Frigorifico con AI de Samsung

En el sector automotriz, la IA se está utilizando para mejorar la seguridad y la eficiencia de los vehículos. Los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS) utilizan la IA para proporcionar funciones como la frenada automática de emergencia, el control de crucero adaptativo y la asistencia en el mantenimiento de carril. Empresas como Tesla y Volvo están a la vanguardia de esta tecnología, integrando cada vez más capacidades de conducción autónoma en sus vehículos.

En el ámbito de la salud, los dispositivos portátiles como los relojes inteligentes ahora pueden monitorizar signos vitales como la frecuencia cardíaca y el nivel de oxígeno en la sangre, utilizando algoritmos de IA para detectar anomalías y alertar a los usuarios sobre posibles problemas de salud. Apple Watch y Fitbit son ejemplos destacados de cómo la IA está siendo utilizada para mejorar nuestra salud y bienestar.

Relacionado: Detección anticipada de cáncer de páncreas: el descubrimiento médico con IA más innovador de 2023

Esta proliferación de la IA plantea importantes desafíos y preguntas sobre la privacidad, la seguridad de los datos y la dependencia de la tecnología. Mientras disfrutamos de las comodidades y eficiencias que ofrece, también debemos ser conscientes de los riesgos y gestionarlos adecuadamente. La IA ha venido para quedarse, y su integración en nuestros dispositivos cotidianos es un testimonio del ingenio humano y de nuestro deseo constante de mejorar y simplificar nuestras vidas a través de la tecnología.