• Actualización: el 6 de diciembre, Google anunció el lanzamiento de una versión reducida de Gemini, manteniendo para principios de 2024 (como se afirma en este artículo) el despliegue del LLM que, en teoría, será capaz de competir con Chat GPT-4.

Casi todas las grandes empresas tecnológicas, incluida Google, llevan meses enzarzadas en una guerra por hacerse con el mayor trozo posible del pastel de la inteligencia artificial generativa. A pesar del lanzamiento de su chatbot Q, Amazon en teoría sigue trabajando en Olympus. Twitter X ultima un lanzamiento global de Grok y mientras que Google, bueno. Todos sabemos que Google es especial.

En un principio, el gigante tecnológico tenía previsto lanzar su nuevo modelo fundacional de IA generativa, Gemini, antes de finales de año, pero el medio estadounidense The Information ha revelado que el lanzamiento se ha retrasado por problemas imprevistos en el desarrollo.

¿Pero Google no había lanzado Bard? ¿Qué es Gemini?Problemas Google Gemini

Google ya ha lanzado este año su propio chatbot como alternativa a ChatGPT: Google Bard. La herramienta, que basa en el modelo PaLM 2 de Google, supuso un importante revés para OpenAI debido a que permite la búsqueda de contenidos en internet en tiempo real. Con el tiempo, OpenAI ha confirmado su dominancia en el mundo de la inteligencia artificial, pues sigue siendo, de lejos, el chatbot más usado.

Para que nos entendamos, Google Bard fue la respuesta rápida a la irrupción de ChatGPT en noviembre de 2023, mientras que Gemini será, en esencia, el verdadero ChatGPT 4 de Google. Su lanzamiento estaba previsto para antes de finales de año, pero ahora se dice que el objetivo de Google es enero del año que viene.

Se pretende que Gemini sea capaz de manejar una amplia gama de aplicaciones, combinando distintos tipos de datos como imágenes y texto para tareas más avanzadas. En mayo, Google declaró: «Una vez afinado y sometido a rigurosas pruebas de seguridad, Gemini estará disponible en varios tamaños y capacidades.»

Con los meses, ChatGPT ha incorporado esta funcionalidad en ChatGPT 4, mientras que Google Bard ha aumentado su capacidad y mejorado su rendimiento mediante la conexión con herramientas de Google como Gmail, Youtube o Docs.

Google pretende potenciar aún más su IA conversacional con capacidades multimodales, por lo que ha estado trabajando en un modelo base de nueva generación llamado Gemini, tal y como se reveló en Google I/O 2023. Sin embargo, parece que el desarrollo no está yendo según lo planeado.

Según fuentes cercanas al asunto, el retraso se debe a las dificultades que ha tenido Gemini para atender las consultas en idiomas distintos del inglés.

The Information ha revelado que, durante el desarrollo de Gemini, Google se ha encontrado con más problemas de los esperados. Sobre todo en las últimas semanas. Gemini AI tiene un gran problema a la hora de procesar entradas en otros idiomas que no sean el inglés.

La compatibilidad con varios idiomas es esencial para el éxito global de Gemini. Ya vimos que ChatGPT presenta importantes fallos de seguridad cuando se utiliza con lenguas minoritarias (por no hablar de la cascada de titulares que, casi a razón de uno al mes han acompañado a ChatGPT poniendo en tela de juicio el nivel de privacidad de su chatbot).

También se retrasa el lanzamiento de la tienda de GPTsGPT Store

A pesar de todos los tumultuosos acontecimientos que han tenido lugar recientemente en OpenAI a cuenta del despido y reincorporación de Sam Altman como CEO, su hoja de ruta y sus contribuciones a la innovación en IA siguen avanzando con fuerza. Pero también con ralentizaciones.

OpenAI, que tenía previsto lanzar una tienda GPT personalizada a finales de 2023, ha anunciado este fin de semana que tendremos que esperar hasta enero de 2024 para poder poner a la venta estos chatbots customizados que, por cierto, han recibido una sensacional acogida por parte de los usuarios de pago de ChatGPT.

Los GPT son agentes de IA innovadores de OpenAI que cualquiera puede personalizar para tareas específicas sin necesidad de codificar, lo que hace que la IA sea más accesible y práctica para el uso diario. Los GPT ofrecen soluciones personalizadas, desde mejorar la productividad hasta potenciar el aprendizaje, y allanan el camino para las aplicaciones de IA creadas por los usuarios. Hay un GPT, por ejemplo, especializado en crear versiones de los Simpsons de toda fotografía que le envíes. Otro, trabaja como un asistente personal de edición que te ayuda a escribir y preparar un libro para venderlo.

Estos agentes de IA a medida anuncian una nueva era de asistencia digital personalizada, ajustada a los contornos únicos de las necesidades individuales y las demandas profesionales. Además, representan una notable evolución del marco ChatGPT al permitir que cualquiera, desde aficionados a la tecnología hasta profesionales de la empresa, pueda crear y compartir sus propias versiones especializadas de ChatGPT. Y, a partir de enero, también vender.