Mucha gente se lo pregunta a diario: ¿Cuál es la IA de Apple? ¿Cómo se llama la IA de Apple? La respuesta, por increíble que parezca, es que Apple no tiene IA. Al menos, no como las otras grandes empresas tecnológicas.

Llevamos más de un año asistiendo a una suerte de cascada informativa protagonizada por las grandes empresas a cuenta de la inteligencia artificial: que si Microsoft lo apuesta todo por la IA, que si Google lanza Bard y lo implementa como asistente en todas sus herramientas, Adobe hace lo propio con FireFly en Photoshop, los robots con IA invaden Amazon… Se trata de una espiral informativa con un claro ausente: Apple.

Sabemos desde hace meses que Apple trabaja en su propia versión de ChatGPT y, aunque Siri en cierto modo podría considerarse una inteligencia artificial, la ausencia del gigante tecnológico estadounidense en el carrusel informativo diario de titulares relacionados con la IA se hace extraña. Pero esto está a punto de cambiar.

Apple prepara su desembarco en el mundo de la inteligencia artificial: Apple GPT

Que nadie se confunda: la ausencia de noticias relacionadas con la IA de Apple no significa que la empresa esté de brazos cruzados. En una entrevista con Reuters publicada en agosto, el CEO de Apple, Tim Cook, dijo que la inteligencia artificial generativa era uno de los principales focos de interés de los más de 22.600 millones de dólares que la empresa ha invertido recientemente en investigación y desarrollo. Y pronto empezaremos a ver los resultados.

Parece ser que Apple pronto se unirá a la creciente lista de empresas tecnológicas que están incorporando la tecnología de IA generativa a sus productos. Según acaba de publicar Bloomberg, Cupertino está desarrollando actualmente una serie de funciones relacionadas con la IA generativa para iPhones, Macs y otros servicios. Iba siendo hora.

El informe destaca que Apple lleva tiempo trabajando en la IA generativa, denominada Apple GPT a large language model (LLM), y que se está desarrollando bajo la dirección de tres vicepresidentes senior: John Giannandrea, Craig Federighi y Eddy Cue.

Los tres aspectos más importantes de Apple GPT

  1. En la fase inicial, la empresa está trabajando para dotar a Siri de capacidades de IA generativa, que se espera que estén disponibles el año que viene.
  2. También se espera que la próxima versión del iPhone OS (iOS 18) incorpore varias funciones de IA generativa.
  3. Apple también está explorando formas de incorporar la IA en su aplicación Xcode para desarrolladores.

Otras aplicaciones propias, como Apple Music, también podrían incorporar funciones de IA, como listas de reproducción autogeneradas, similares a las que ofrece Spotify (¿tendremos también podcasts traducidos como los que ya ofrece Spotify?). Incluso se dice que aplicaciones como Pages y Keynote recibirán una importante renovación de IA.

Apple también está considerando formas de implementar la IA generativa, como ofrecer una experiencia completa en el dispositivo, una configuración en la nube o una mezcla de ambas. Mientras que la IA en el dispositivo podría ayudar con la privacidad del usuario, una implementación en la nube debería ayudar a Apple a ofrecer experiencias de IA más sólidas.

¿Dónde está la IA de Apple? ¿Por qué están siendo tan lentos?

Durante todo este tiempo, Apple ha abordado la IA con cautela, con un enfoque orientado a los productos. Incluso durante la conferencia anual de desarrolladores de Apple de este año, la WWDC 2023, la empresa promocionó sutilmente la cantidad de trabajo que estaba realizando en IA y aprendizaje automático de última generación, pero «sin mencionar la palabra IA «ni una sola vez», según leemos en Mashable.

Con su habitual determinación por ser diferente, Apple no utiliza el término «inteligencia artificial», ni siquiera el más preciso «IA generativa», sino que prefiere la expresión más académica machine learning (aprendizaje automático), o simplemente hablar de las funciones que permite la tecnología sin adscribirse a la manoseada etiqueta «IA».

A Apple parece no gustarle usar el término «inteligencia artificial»

Un ejemplo de esta reserva o timidez estratégica es que durante la WWDC 2023, Apple anunció que los AirPods ahora utilizarán «Audio Adaptativo» para analizar el sonido alrededor de su usuario y ajustarse en consecuencia. Esta función permite a los AirPods Pro desactivar automáticamente la cancelación de ruido cuando el usuario entabla una conversación. Aunque Apple no lo enmarcó como una función de aprendizaje automático, la solución se basa en modelos de IA.

Apple lanza ofertas de trabajo relacionadas con la inteligencia artificial

En las últimas semanas, la empresa ha compartido varias ofertas de empleo en las que se enumeran necesidades específicas de IA generativa. Por ejemplo, un puesto en la plataforma App Store dice que la empresa está «trabajando en una plataforma de experiencia de desarrollador basada en IA generativa para uso interno y ayudar a nuestro equipo de desarrollo de aplicaciones».

Otro puesto en el departamento de Apple Retail menciona trabajar en una «plataforma de IA conversacional (voz y chat)» para relacionarse con los clientes. La oferta de empleo de Apple también menciona tareas como la creación de tecnología de generación de texto, como «generación de texto largo, resumen y respuesta a preguntas».

Otras ofertas de empleo en IA/ML apuntan a trabajar en modelos fundamentales y citan un «agente conversacional de tipo humano» como ejemplo de aplicaciones que podrían desarrollarse a través de él. La empresa también ha publicado requisitos en departamentos como Siri Information Intelligence, una unidad que se encarga de funciones como Siri y la búsqueda Spotlight. Además, Apple está buscando activamente a personas que trabajen en hacer que los modelos funcionen localmente en los dispositivos.

Con grandes marcas tecnológicas como Google, Microsoft e incluso Amazon ofreciendo diversos servicios de IA generativa a los usuarios finales, lo cierto es que Apple tiene mucho que hacer para ponerse al día. Y no menos cierto es que la empresa ha demostrado en numerosas ocasiones que esto no le supondrá problema alguno. Al fin y al cabo, recordemos que Apple jamás había fabricado un teléfono hasta 2008 y que, al año siguiente, se convirtió en el fabricante número 1 del mundo.