Microsoft lleva meses intentando dar con el modo de hacer más atractivo su buscador Bing mediante la integración de herramientas con inteligencia artificial. Deep Search es el enésimo intento por parte de Microsoft de sacar partido de su colaboración con OpenAI para crear sinergias que logren diferenciar al buscador Bing de Google y, con suerte, conseguir robarle un trozo de pastel en su dominancia absoluta en el mercado de los buscadores de internet.

El atípico marco de colaboración entre Microsoft y OpenAI (empresa detrás de ChatGPT) está dando pie a un buen número de colaboraciones inusitadas nunca vistas antes en el mundo de la tecnología. Se da la paradoja, por ejemplo, de que OpenAI ofrece una suscripción de pago para casi el mismo ChatGPT-4 Turbo que luego Microsoft ofrece gratis (junto a DALL-E 3) a través de Copilot. ¿Se entiende por dónde vamos?

Relacionado: ¿Qué es Copilot y por qué hay tantos?

Siguiendo este espíritu de búsqueda de sinergias, el buscador Bing ha incorporado una nueva función de Deep Search («búsqueda profunda») basada en el modelo GPT-4 de OpenAI. La función está diseñada para ofrecer a los usuarios respuestas más relevantes y completas a consultas de búsqueda complejas. Microsoft señala que Deep Search no sustituye a la actual búsqueda web de Bing, sino que es una mejora que permite una exploración más profunda de la web.

¿Cómo funciona GPT-4 en la Deep Search del buscador Bing?

Cómo funciona Deep Search en Bing con GPT-4
Así funciona Deep Search en Bing con GPT-4.

La compañía, que se encuentra en una fase de implementación de la IA en prácticamente todos sus productos (incluso Paint), ha explicado esta semana en una entrada de blog que la nueva función se basa en el índice web y el sistema de clasificación actuales de Bing y los mejora con GPT-4, que toma la consulta de búsqueda y la convierte en una descripción más completa de lo que deben incluir los resultados.

En el ejemplo ofrecido por Microsoft en su blog para explicar cómo funciona Deep Search con la ayuda de ChatGPT-4, un usuario busca programas de fidelización en distintos países e introduce la consulta «cómo funcionan los sistemas de puntos en Japón». Deep Search tomaría la consulta y la ampliaría a lo siguiente:

Proporcionar una explicación de cómo funcionan los distintos programas de tarjetas de fidelización en Japón, incluidas las ventajas, los requisitos y las limitaciones de cada uno. Incluir ejemplos de tarjetas de fidelización populares de diferentes categorías, como tiendas de conveniencia, supermercados y restaurantes. Comparar las ventajas y desventajas de utilizar tarjetas de fidelización frente a otros métodos de pago en Japón, incluidas las recompensas y ventajas actuales. Destaque los servicios más populares y los comercios participantes.

Con esta descripción ampliada, se supone que logramos explicar mejor nuestra intención para que el buscador entienda mejor lo que queramos. Podríamos concluir que, en cierto modo, GPT-4 es un traductor de nuestra intención de búsqueda.

En los casos en los que la consulta de búsqueda sea más ambigua, Deep Search agrupa todas las intenciones posibles y crea una descripción completa para cada una de ellas. A continuación, Deep Search muestra estas intenciones para que elijamos la correcta.

Una vez creada la descripción ampliada, Bing extrae resultados relevantes «que a menudo no aparecen en los resultados de búsqueda típicos», afirma Microsoft. La búsqueda profunda encuentra páginas que podrían coincidir con la consulta ampliada, reescribe la consulta y busca también esas variaciones.

Siguiendo con el ejemplo de Japón y los puntos de fidelización, Deep Search también podría ofrecer sugerencias como:

  • «Programas de tarjetas de fidelización en Japón»
  • «Mejores tarjetas de fidelización para viajeros en Japón»
  • «Comparación de programas de fidelización por categoría en Japón»
  • «Canje de tarjetas de fidelización en Japón» y «gestión de puntos de fidelización con aplicaciones de teléfono».

Según Microsoft, «al hacer esto, Deep Search puede encontrar resultados que cubren diferentes aspectos de la consulta, incluso si no incluyen explícitamente las palabras clave originales». «Las búsquedas normales en Bing ya tienen en cuenta millones de páginas web para cada búsqueda y Deep Search hace diez veces eso para encontrar resultados que son más informativos y específicos que los que se clasifican más alto en la búsqueda normal.»

Una vez que Deep Search ha recopilado las páginas web, las clasifica en función de lo bien que se ajustan a la descripción ampliada. A la hora de clasificarlas, Deep Search tiene en cuenta hasta qué punto el tema coincide con la consulta, si tiene un nivel de detalle adecuado, hasta qué punto es fiable la página y hasta qué punto es nueva y popular.

Pero hay un aspecto negativo, y hoy The Verge incluso ha dedicado un interesante artículo al problema: no esperes rapidez. Microsoft señala que la Búsqueda Profunda es opcional y puede tardar hasta 30 segundos en completarse, por lo que no está pensada para todas las consultas o usuarios. Los usuarios que no deseen respuestas más exhaustivas pueden obtener los resultados de búsqueda habituales de Bing al instante.

Tras la tímida acogida de la herramienta Bing Chat que ofrece los resultados de búsqueda potenciados con ChatGPT (tan tímida que Microsoft ha rebautizado dicha funcionalidad y ahora la ofrece en una web distinta a Bing, Copilot), Microsoft vuelve a sorprendernos con esta suerte de traductor y ampliador de intenciones de búsqueda en un momento clave en el que Google, además de ultimar su nuevo LLM Gemini, se prepara para lanzar en 2024 los resultados de búsqueda optimizados con inteligencia artificial, una funcionalidad conocida como Search Generative Experience que lleva en fase de pruebas desde mayo.